A las puertas de una clínica que practica abortos: “¿Viene usted a matar a su hijo?”

A la salida de la parada de metro Tetúan, subiendo por la calle Hermano Gárate, hay una pintada en el suelo: “Aquí matan niños”. Los últimos pasos para entrar en la clínica Dator, una de las siete que realizan interrupciones voluntarias del embarazo en la Comunidad de Madrid, no son fáciles para las mujeres que acuden al centro. En las paredes cercanas, más mensajes. Y luego, el recibimiento en persona.

Seguir leyendo.