“No todos saben que yo soy Francisco, a secas”

Francisco. Pocos niños y jóvenes de Sevilla y de toda España han conocido a algún futbolista de élite que portara ese nombre a secas. Francisco López Alfaro fue “solo Francisco” durante sus 16 años de futbolista, una carrera que arrancó en 1981 en el Sevilla FC y que tres años después le llevaría a jugar con la Selección la final de la Eurocopa contra Francia: Arconada, Camacho, Señor, Santillana… y “solo Francisco”. El jugador más internacional de Nervión (20 partidos con España) tras Jesús Navas (35) acaba de entrar en el exclusivo club de los elegidos por la historia sevillista. Es ya Dorsal de Leyenda, la máxima distinción que el club otorga a sus exfutbolistas para premiar su trayectoria en la institución.

Seguir leyendo.