El lado oscuro de TikTok, el rey chino de los vídeos relámpago

Al hacer clic, la pantalla del teléfono se convierte en una sucesión interminable de vídeos, la mayoría de menos de 15 segundos. La aplicación (app) se llama TikTok y es probable que usted sea uno de los 500 millones de usuarios —más que Twitter y Snapchat, poco menos que la suma de ambas— repartidos por todo el mundo. 2019 ha hecho de TikTok un fenómeno global. Es la primera plataforma china en lograrlo, otro síntoma más de la vertiginosa velocidad a la que avanza la innovación tecnológica del país. Su nacionalidad también es el motivo de que, en paralelo a su éxito, comiencen a despertarse voces preocupadas por la seguridad de sus datos y la libertad de sus contenidos.

Seguir leyendo.