Reino Unido prohíbe apostar con tarjetas de crédito

El pueblo británico adora apostar. No hay acontecimiento, por anodino que sea, que no acabe convertido en un juego de posibilidades con dinero de por medio. Hasta el punto de que los medios se toman tan en serio las predicciones de las casas de apuestas como lo sondeos preelectorales. En Reino Unido existen cerca de 430.000 personas con un grave problema ludopatía, según la asociación GambleAware que combate esta enfermedad. Esta semana ha logrado una gran victoria. El 14 de abril, el Gobierno prohibirá el uso de tarjetas de crédito para apostar, también online, según ha anunciado la Comisión Nacional del Juego (CNJ). A partir de entonces solo se podrá jugar con tarjetas de débito y depósitos en efectivo (salvo a la lotería nacional). 

Seguir leyendo.