¿Por qué no se puede ilegalizar a los partidos independentistas como quiere Vox?

La moción del partido ultraderechista Vox en la Asamblea de Madrid en la que se insta al Gobierno central a la “ilegalización inmediata”, de forma genérica, a “los partidos separatistas” que “atenten” contra “la unidad de la Nación”, y que fue aprobada este jueves gracias a los votos de PP y Ciudadanos, choca frontalmente con la Constitución, que propugna el pluralismo político como valor superior del ordenamiento jurídico (artículo 1). También entra en conflicto abierto con la Ley Orgánica de Partidos Políticos, de 2002, que reserva al poder judicial la potestad para disolver partidos, y esto solo en casos de conductas que vulneren de forma “reiterada y grave” los principios democráticos, como emplear el terrorismo y la violencia para lograr objetivos políticos.

Seguir leyendo.