LaLiga pide a la Federación que el clásico del 26 de octubre se juegue en Madrid, no en Barcelona

LaLiga ha solicitado al Comité de Competición de la Federación Española que el clásico Barcelona-Real Madrid, previsto para el próximo sábado 26 de octubre a las 13.00 en el Camp Nou, no se dispute en la capital catalana, sino en el Santiago Bernabéu. El motivo es el temor a incidentes alrededor del encuentro debido a la situación política en Barcelona tras la sentencia del procés. Ese día está prevista la gran manifestación en Barcelona en protesta por la sentencia.

Seguir leyendo.