Ucrania detecta más de 1.000 posibles casos irregulares de vientres de alquiler en la UE

En 2011, una pareja italiana sacó de Ucrania un bebé que no tenía vinculación genética con ninguno de los dos. El país del Este de Europa, convertido en uno de los destinos predilectos de los vientres de alquiler, abrió entonces una investigación, en la que acaba de entrar España, con la que han detectado más de un millar de posibles casos irregulares en Europa. Las pesquisas de Kiev se basan en posibles delitos de tráfico de personas, falsedad documental, transferencia ilegal de personas a través de frontera estatal y evasión de impuestos. La Fiscalía de la Audiencia Nacional investigará la posible ramificación española del caso, según ha comunicado este martes la Fiscalía General del Estado.

Seguir leyendo.