La presión no mueve a Casado: “No podemos hacer más”

El Gobierno insiste en señalar al PP, pero la dirección del partido descarta abstenerse para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. Los populares argumentan que son “la alternativa”, el adversario natural del PSOE; que sus programas son antagónicos, al igual que sus respectivos socios, y que en todo caso, una eventual abstención del PP no bastaría para investir al líder socialista, por lo que no es comparable a la situación de 2016, cuando pedían la del PSOE para investir a Mariano Rajoy y evitar unas terceras generales consecutivas. Aunque los dirigentes populares aseguran que repetir elecciones sería una “irresponsabilidad”, manejan encuestas que señalan que mejorarían con creces los escuálidos 66 escaños obtenidos el pasado abril. Entonces, la diferencia entre ambos bloques (PP, Cs y Vox y PSOE y Unidas Podemos) fue de apenas 44.000 votos a favor de la izquierda.

Seguir leyendo.

▶️ Lee mas ◀️